29 de noviembre de 2012

136 | Personas que vienen y van

-¿Lo mejor de viajar de mochilero?

Conocer a tantas personas.

Somos seres sociales y, en mi caso, me encanta el tener la oportunidad de conocer gente. Más ahora que estoy asentado en una guesthouse de 25 habitaciones que casi siempre está llena, lo cual significa que a diario veo caras nuevas.

Estados Unidos, Alemania, Suecia, Reino Unido, Malasia, Francia, Italia, Argentina, Irlanda, Suiza, México, Noruega, Australia e incluso Palestina son los países de procedencia las personas que he conocido estas últimas semanas que ahora mismo me vienen a la cabeza. Aunque eso es lo de menos, aquí no importan países, religiones ni color, importa cómo eres con los demás. Algunos se han convertido en más especiales para mí que otros, normalmente dependiendo del tiempo que están en la isla. Aunque hay excepciones: también he pasado poco tiempo con personas que han calado hondo. Es increíble lo que puede cambiar todo en 24 horas.

Por supuesto no conozco a todos los que vienen por aquí… Es curioso ver cómo algunas de estas personas pasan gran parte de su tiempo en la common room –sala común, donde nos solemos reunir, ya sea para hablar, leer, trabajar, ver la tele, comer- mientras que otros ni siquiera la llegan a pisar una sola vez durante su estancia. Quizá tienen alergia, no lo he preguntado. Depende de lo que quiera cada uno.  

Intento invertir el mayor tiempo posible en esta sala cuando no estoy durmiendo, en la playa o visitando la isla. Es una habitación grande, con seis mesas, cocina, televisión, lavabo y un bar. Lo mejor de todo es que está abierta por una de sus paredes hacia un estanque con patos y de esta manera puedes ver naturaleza además del tiempo que hace fuera. Un lugar ideal.

(Common room here)

-¿Lo peor de viajar de mochilero?

Que esta gente especial no se queda físicamente. Todos pasan. 

Siempre cuesta despedirme de alguien cuando sé que probablemente no lo/la volveré a ver en la vida. Me quedo con una sensación de vacío que dura unas horas, mezclada con otra sensación de “como mola vivir” por haber tenido la oportunidad de conocer a alguien que me ha marcado.

En mi opinión, lidiar con la soledad, el saber estar a gusto uno consigo mismo, sin "necesitar" a nadie ni nada para sentirse completo es algo verdaderamente importante. Esa es una de las múltiples razones por las que hago esto, pues se aprende a marchas forzadas cuando uno viaja solo.

Al final son tantas las personas que pasan en tan poco tiempo que aprendo a aceptar de manera más rápida ese cambio constante que tiene nuestra existencia aquí en la tierra. Somos más de 6 mil millones de personas, las probabilidades de que dos de ellas en concreto se conozcan viajando son ínfimas, así que simplemente cuando alguien se marcha o tú mismo te marchas ¿qué mejor que las gracias a la vida por haber tenido la oportunidad de vivir esa experiencia?

Y luego por supuesto no me olvido de que existen las redes sociales, raro es que alguien no tenga cuenta de Facebook, o al menos, una dirección de mail hoy en día. Por supuesto no es lo mismo que ver a alguien en persona, pero en algo ayuda. 

Divertido esto de tener amigos desperdigados por todo el globo.

(playing cards with Sweddish, Malay and Palestinian friends!)

(Pablo, Abood, Boris, Mahmoud)

(Filippo, Boris, Pablo)

8 comentarios:

  1. Me ha encantado... esa sala es como un micromundo pero sin polución, sin juicios, sin guerras, in espacio abierto a la naturaleza en el que se comparten diferencias. Así lo veo a través de tus ojos. Me pregunto por qué en el "macromundo" no funciona igual. Crees que sea el factor tiempo (tambien el meteorológico :)) lo que cambia nuestra percepción de las cosas / personas o nuestra conciencia en cuanto a la forma de vivir?
    Por lo demas, creo que no estás solo, nunca lo has estado y nunca lo estarás ;)
    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar,
      Me encanta como lo describes, es tal cual.

      El "macromundo", como tu le llamas, funciona diferente por miles de motivos, el más importante es no darse cuenta de que todos somos lo mismo, que hemos venido a este mundo a amar y disfrutar, nada más. Esa ignorancia o falta de conciencia nos destruye como especie en estos momentos.

      La educación, el entorno, los miedos e incluso la rutina del día a día contribuyen a que nos alejemos de esa visión natural. Lo bueno es que no se necesita más que saber aumentar nuestra conciencia para volver a nuestra esencia.

      Si te fijas, normalmente uno no hace daño a sus "seres queridos" pero no le importan demasiado las personas que no conoce. Creo que la clave es llegar a un estado en el que te importen todos y todo. Y todas las personas, sin excepciones, pueden llegar a ello.

      Muchas gracias por todo!
      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Es como la vida misma pero en versión acelerada, la gente viene y va, unos te marcan mas que otros, de unos cuesta mas despedirse que de otros... pero la vida sigue. Seguro que este va a ser uno de los aprendizajes mas grandes que vas a hacer en este viaje ;)

    En cuanto a lo que has dicho en el mensaje de Pilar lo comparto totalmente, parece que nos hemos olvidado (o nunca lo hemos sabido) que hemos venido aquí para amar y disfrutar, este "macromundo" parece una competición donde tenemos que llegar primeros y sabotear a los demás... un mundo muy egoísta.

    Disfruta de tu aventura!!

    Un fuerte abrazo Pablo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es Marcos lo que quería transmitir jeje, lo mismo que las relaciones personales del día a día pero todo mucho más rápido, por eso se aprende tanto.

      ¡Estoy seguro de que este "mundo egoísta" está cambiando poco a poco a mejor! Lo voy notando en las personas... es increíble. El poder compartir todo el conocimiento y la comunicación instantánea a través de internet ayuda a ello.

      Muchas gracias por todo tío, estoy disfrutando y aprendiendo mucho! un gran abrazo!

      Eliminar
  3. Hola Pablo.

    Si aún no has estado en la isla de Penang ve a visitarla. Sobre lo que escribes muy de acuerdo contigo, todos deberiamos pasar por experiencias similares, es cuando se aprende mas sobre uno mismo, lo mas dificil es saber estar solo y disfrutar de esta soledad elegida, que para mi es la autentica. Salir de esta zona de "confor" que nos han enseñado es lo mas desastroso, te vuelves perezoso y tus horizontes se van estrechando poco a poco.
    Disfruta de tu experiencia.

    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura!
      Estuve en Pinang 4 días, pero solo en la ciudad de Georgetown, ¿el resto de la isla está bien?

      Supongo que te referirás a "quedarse" en esta zona de confort, estoy de acuerdo contigo! cuanto más salimos de allí menos miedos tenemos en la vida y eso es algo esencial en mi opinión.

      ¡Muchas gracias! Un abrazo

      Eliminar
  4. Pablo! Ayer escribí pero se lo tragó la máquina :(. Me ha gustado lo peor, eso de mirar las pérdidas desde la perspectiva que ofreces es reconfortante. A medida que crecemos (yo ya soy muy mayor :)) todos tenemos pérdidas y ser capaces de "gestionarlas" con serenidad es un gran aprendizaje. Las fotos, magnífica imagen de tu vida, la de las cartas genial... ¿cuál es el juego de cartas más universal?
    Un abrazo "sin miedos" y "con cuidados" :)
    YBM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo1/12/12 6:04

      ¡Hola Yolanda!
      Me alegra que te haya gustado. Si, intento tomarlo todo como un aprendizaje y creo que cuando lo pasamos a ver de esta manera el significado cambia y nuestra realidad también.
      Hay un juego de cartas que jugamos siempre pero no sé ni como se llama... el otro (que a mí me gusta más) es Poker en su versión texas hold'em, con dinero, para hacerlo más emocionante, jeje.
      Un abrazo :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...