4 de enero de 2013

142 | Bye Malaysia!

En tres días estaré viajando en ferry hacia Tailandia. Después de casi tres meses en Malasia, dos de los cuales viviendo en Langkawi, llega la hora de pasar al país vecino. 

Podría irme un par de días a Satun, en la costa, volver aquí y ya tendría tres meses más de visado, cosa que hacen muchas personas. La vida en esta isla es muy tranquila, sin preocupaciones de ningún tipo y me da pena irme y dejar todo esto atrás. Sin embargo hay que continuar, porque esta sensación la sentiré siempre en todos los lugares a los que vaya y en los que me sienta a gusto. Forma parte de este tipo de vida. 

Quizás mi visión está sesgada por haber pasado la mayor parte del tiempo en un lugar más "turístico", no lo sé. Mi experiencia es ésta:

-Personas. Gente tranquila, muy amable, la mayoría de ellos siempre con una sonrisa y dispuestos a ayudarte en lo que sea sin pedir nada a cambio. Muchos de los que me he encontrado hablan buen inglés, al haberlo estudiado o haber vivido una temporada en otro país. Al haber esta mezcla de culturas, puedes encontrar tanto malayos como chinos o indios a partes casi iguales y, a raíz de ello, suelen tener una mente más abierta. 

-Religión. La mayoritaria es el islam, puedes encontrar mezquitas en todas las ciudades y pueblos. A mí personalmente me encanta oír el sonido de los cánticos que surge de su interior a ciertas horas del día. Las mujeres suelen llevar el hiyab característico. También hay muchos templos budistas e hinduistas de todo tipo, así como algunas iglesias. 

-Naturaleza y tiempo. Malasia tiene parajes espectaculares debido al clima tropical. La temperatura oscila entre 23º y 33º todos los días del año, parece un verano continuo. Cuando llegué solía llover cada día; de repente en 5 minutos el cielo se nublaba y caía una tormenta de cuidado. Ahora en diciembre y enero es distinto, pueden pasar varios días sin caer una sola gota. También he visto animales que no sabía ni que existían, como cangrejos violinistas -con una pinza enorme y otra pequeña- o peces que se arrastran rápidamente sobre el barro con sus aletas. 

-Economía. No hay comparación con Europa, pues los salarios y los precios son mucho más bajos. Sin embargo, para alguien que vive aquí el ganar suficiente dinero para poder dormir y comer es muy fácil, es un país en desarrollo, lo cual significa crecimiento y oportunidades. Quien no trabaja es porque no quiere. Personalmente, encontré mi trabajo tras un solo día de búsqueda y me da de sobras para pagar el techo y la comida.  

-Curiosidades. Estuve una semana entera comiendo con las manos, cuando viví con la familia musulmana  y también varias caminando descalzo aquí en la isla, por recomendación de un amigo. Son experiencias nuevas que me ha gustado vivirlas. La primera de ellas no tengo ningunas ganas de repetirla sin embargo. Otra costumbre que me ha gustado es la de comer en puestos callejeros en vez de cocinar en casa, te ahorra una barbaridad de tiempo y dolores de cabeza, además de ser baratísimo.

Llegué a Kuala Lumpur el 16 de Octubre sin la más mínima idea de lo que me encontraría. Ahora puedo mirar atrás y decir que me conocido un país espectacular.

Un país en el cual he pasado dos meses viviendo en una isla paradisíaca, cosa que no me habría imaginado nunca. En el que he aprendido a viajar solo. En el que he tenido el trabajo más divertido de mi vida, conduciendo motos y coches todo el día. En el que he realizado también un trabajo interior enorme, aprendido a meditar y conectarme con la naturaleza. También aquí he tenido aquí la oportunidad de convivir con otras culturas y religiones distintas a las que estaba acostumbrado y, sobre todo, es un país en el que he conocido personas increíbles que se quedarán siempre en mis recuerdos y en mi corazón, en especial una de ellas.

¿Difícil de superar? No lo creo, pues los planes para estos dos meses próximos no podían ser mejores... la semana que viene explicaré la primera idea que tengo.

(one morning in a dessert beach in the northern part of the island)

 (two little girls playing in a waterfall)

 (Basic RM 650 = Basic salary 170 EUR)

(always nice sunsets)

(with Serim, the crazy Algerian guy, second worker at Goisland)

(Oriental village near the cable car)

(ready for partying on 24th after Christmas Dinner)

(curious guy i found walking)

(Cenang Beach, this one is always crowded)

(with Boris at 00.00h on New Year's Eve)

6 comentarios:

  1. Anónimo5/1/13 9:32

    Gracias por el relato y por las fotos Pablo. Buenos Reyes y buen viaje!
    YBM

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias a ti Yolanda!
    Espero que hayas pasado unas buenas fiestas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. 2012 ha acabado por todo lo alto, pero esto parece solo un comienzo, adelante 2013 con destino Tailandia! por cierto si nos remontamos al post nº27 en el que hablabas de tener y escribir objetivos.. pues Tailandia ya puedes tacharlo ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, como has descubierto lo del post 27? No me acordaba para nada! Que bestia...
      2013 tiene buena pinta por como empieza, así que adelante.
      Un abrazo tio!

      Eliminar
  4. :) Me encanta siempre tu blog y tu experiencia... La que decía que lo tenía seguro se vuelve a casa...:) Siempre pienso y ti y todo el mundo aquí en América sabe lo orgullosa que estoy de tener un hermano como tú! :) Tengo mil ganas de verte y de darte un super abrazo, pero por ahora te deseo lo mejor, que vivas al máximo para que luego me puedas contar tus mil aventuras! te quiero Pabi hoy y siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ale!!
      A mi me encanta tener una hermana como tú, jajaja. Estoy seguro de que aunque tu experiencia no haya sido como pensabas igualmente has aprendido muchísimo allí estos meses! Mañana me cuentas...
      Me alegro mucho que te guste el blog :-)
      Un besote yo también te quiero!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...