31 de julio de 2012

120 | Los Ocho Niveles de Conciencia

-¿Cómo que otro nivel de conciencia?

-Sí, podríamos decir que más elevado, por explicarlo de alguna manera.

-¿Tu crees? ¿Y cómo sabes en el nivel que estás?

-¿Has leído alguna vez a Timothy Leary? Él comenta que existen 8 niveles de conciencia, muy diferenciados entre sí. Tú simplemente sabes en el que estás, aunque también puedes tener rasgos de varios de ellos.

-¿Pero esto se lo ha inventado él? no es científico ni viene de ningún sitio, supongo.

-Así es, otras personas también se han dado cuenta de estos “niveles” y los han clasificado de otra manera, aunque siempre de forma parecida. Simplemente es que me gusta como lo explica Leary, es sencillo de comprender…  ¡se lo compro!

-Jajajaja. A ver, empieza.

-Antes de todo lo que hay que saber es que los cuatro primeros niveles se refieren a la parte izquierda del cerebro, la racional y analítica, que nos sirve para sobrevivir en la tierra, y los cuatro últimos se refieren a la parte derecha, la creativa, mucho más mística, que nos serviría para comprender el más allá.

-Ojo, esto son palabras mayores eh. Cualquiera te tomaría por loco.

-Jajajaja, lo sé. De hecho, no se lo puedes contar a cualquiera porque te miran con una expresión bastante extrañada… pero vamos al lío: El problema es que en nuestra sociedad actual nos educan desde pequeños en este lado izquierdo que te comentaba. En el colegio tienes que resolver problemas lógicos, de números… todo tiene que ser explicado desde la racionalidad. No te enseñan inteligencia emocional, asertividad, comunicación, habilidades interpersonales… ¡nada de lo que realmente importa! Y como ves, las actividades propias del lado derecho, como las clases de arte o música son consideradas de “menor valor”.

-Es verdad, cualquiera aprobaba esas… eran clases de coña siempre.   

-Sí, recuerdo que mi profe de música en el cole era malo, malo. Jajaja. Total, que empiezo ya con los circuitos, que nos vamos por las ramas: El primero es el circuito de biosupervivencia y se activa después del nacimiento. El mundo se divide entonces en cosas buenas-y-malas; unas son buscadas, las otras se evitan. Depende de lo que nos pase en este circuito nuestra actitud posterior puede estar determinada, fija muchas de las actitudes de confianza y sospecha para toda la vida.

-Vale sí, cuando eres un bebé.

-Exacto, y lo que te pase en esta etapa es importante posteriormente... Seguimos, el segundo se llama circuito emocional y explica que se produce cuando pasas de gatear a caminar, dejando de ser un individuo pasivo (como lo eras en el primer circuito) para convertirte en alguien lleno de exigencias. Empiezas a distinguir las dimensiones  arriba-abajo, ves como los niños mayores mandan sobre los más pequeños… y eso tendrá influencia en tu vida posterior con un comportamiento dominante y agresivo, o por el contrario dócil y solidario. Por ejemplo, leí que muchos políticos y militares son personas que se quedaron en este segundo nivel y no han evolucionado en sus vidas.

-Interesante… ahora los entiendo a los pobrecillos.

-El tercer circuito es el laringeomanual  y se corresponde a la habilidad para construir modelos mentales de nuestro entorno. Se activa cuando el niño empieza a manejar herramientas y a emitir y recibir señales laríngeas, a hablar, por decirlo claro.

El lenguaje popular suele llamar a la realidad del primer circuito "conciencia": la sensación de estar en el aquí y ahora, en el cuerpo y con vistas a la supervivencia del cuerpo, atraído por los alimentos y rechazando los peligros que se encuentra. El segundo circuito, en este mismo lenguaje, se llama "ego". El denominado "ego" es el sentido de nuestro estatus, la manera cómo nos vemos a nosotros mismos en relación a los demás, siempre disputando su estatus dentro de la jerarquía de la tribu, la sociedad. El tercer circuito es lo que solemos denominar "mente", la capacidad de recibir, asimilar y transmitir señales producidas por la mano (con herramientas) o por el lenguaje. Se implica en la cultura humana y se enfrenta a la vida con un complejo sistema de artilugios y simbolismos artificiales.

Es interesante comprobar como este circuito es usado por algunas personas en sustitución del segundo: “Soy más listo que tú, luego estoy encima de ti“. A pesar de lo patético que puede ser, lo que estamos contemplando es un condicionamiento cultural muy arraigado en nuestra sociedad. Y esto nos lleva al cuarto circuito…

-Tranqui, no te interrumpo.

-El cuarto circuito es denominado sociosexual y se suele activar en la adolescencia, con los primeros orgasmos o experiencias sexuales, iniciando la metamorfosis para convertirse en adulto. Aquí la persona es consciente del colectivo y adopta su máscara social, su actitud hacia las personas concretas: desde el rechazo hasta la relación sexual, pasando por todos los matices intermedios.

-Vale, hasta aquí todo más o menos claro. ¿Tú decías entonces que la mayoría de personas están en este último circuito y no pasan de ahí?

-Sí, por desgracia… Leary los llama circuitos terrestres y lo comprendo: para mí esto es sobrevivir, no vivir. Empiezas a vivir a partir del quinto circuito, cuando te das cuenta de lo que en realidad ES la vida.

-Entonces nosotros estamos en el quinto ¿no?, con este cambio espectacular de los últimos meses…

-Claro, tampoco es que estemos en uno concreto, sino que tenemos rasgos de varios, aunque es cierto que el quinto es el más parecido: ya verás como todo lo que viene ahora te suena. Y ese paso del cuarto al quinto es, como tu dices, el más espectacular, ya que entonces es cuando empiezas a vivir de verdad. Hasta ahora hemos comentado los circuitos relativos a la realidad cotidiana, la realidad del día a día y no hemos tenido ningún problema en entender aquello de lo que hablamos. Pero ya toca entrar en toda la parafernalia mística y metafísica que no conocemos, no creemos o nos da miedo encontrar… En estos circuitos que explicaré ahora ya no es concebible el componente robótico e inconsciente de los cuatro inferiores. Así, el quinto circuito es el neurosomático y en él saltas de un hemisferio a otro del cerebro. Se activa de muchas diversas formas, una de ellas muy curiosa por ejemplo es la que le pasa a los astronautas cuando ven la tierra en perspectiva desde el espacio.

Cuando das la vuelta a la Tierra cada hora y media reconoces que tu identidad no tiene que ver con un lugar concreto sino que está ligada a la totalidad del planeta, lo cual implica, necesariamente, una transformación. Cuando miras hacia abajo no percibes ningún tipo de fronteras [...]. Cientos de personas matándose unos a otros por una línea imaginaria que ni si- quiera puedes llegar a percibir. Desde aquí el planeta es una totalidad tan hermosa que desearías coger de la mano uno por uno a todos los individuos y decirles: «¡Míralo desde aquí. Date cuenta de lo que es verdaderamente importante!».

Este paso al quinto circuito durante la historia siempre ha sido reservado para aquellas personas ricas, de alta posición o de casta especial, porque no tenían que preocuparse de la vivencia de los circuitos inferiores; obtención de comida, recursos… tenían tiempo para dedicarlo a pensar, diciéndolo claro.

-Si… puede que no seamos ricos ni de alta posición, pero tiempo libre tenemos de sobras ahora mismo. Y lo mejor es que ese tiempo libre no solo lo dedicamos a realizar actividades, sino que dedicamos buena parte a pensar y conversar. ¿Y que dice Leary sobre lo que puedes hacer en este circuito, o como cambias tu forma de ser?

- Bueno, dice que el dominio de este circuito nos lleva al control de los sentidos y los estados de ánimo. ¡Se aprende a estar de buen o mal humor de la misma manera que se sube o baja un brazo!

-Jajajaja, es verdad, nos pasa a nosotros. Ahora te das cuenta de que no hay nada malo en la vida, que todo es aprendizaje… Cuando pasa algo que no te gusta sabes que la vida te lo pone ahí… puede que en un principio te joda, pero luego lo piensas y ves que sirve para avanzar y aprender, lo único que tienes que hacer es fluir con la vida y no luchar contra lo que te pasa, aceptarlo.

-¡Entonces es cuando cambia todo!

-Es increíble…

-Nos ha cambiado la vida entera. Aparte de darnos cuenta de miles de cosas interiormente, eso se nota exteriormente. Si te fijas, nuestra personalidad ha cambiado, somos mucho más abiertos, más alegres, más carismáticos a la vez que más reflexivos… y lo bueno es que todo lo que pensamos lo aplicamos después a la vida diaria. Esa seguridad que te da el saber se transmite sin querer a los demás y actúas y te ven diferente. Yo, al menos, soy mil veces más feliz. Y eso lo transmito a las demás personas cada día.

-La felicidad que te da el saber, el ser consciente, es millones de veces más potente que la que te da la ignorancia…

-Ya lo ves, ¡es así! no tiene comparación… si pasamos al siguiente, el sexto es el circuito llamado neuroeléctrico. Como aún nosotros dos no hemos llegado a él no te puedo describir exactamente con mi propia experiencia cómo es… pero igualmente te comento lo que dice Leary, que es muy interesante:  Cuando pasas al sexto te das cuenta de ti mismo como algo separado de los mapas de realidad inferiores, los anteriores circuitos, y está tan alejado de las realidades terrestres que aquellos que han accedido a él apenas pueden comunicarlo a la humanidad normal (los circuitos uno a cuatro), y casi no pueden entenderlo los ingenieros del quinto circuito.

Algunas de las características que se comentan de este cerebro son: alta velocidad, posibilidad de libre elección, relatividad, capacidad para fusionar haces de percepción y dirigirlos hacia la construcción de una realidad a medida del usuario…

-¿¡Quee, qué qué!?

-Jajajaja, sí, es sorprendente pero es así, como suena. Tú creas tu realidad y tienes la capacidad de programar la propia programación. Desde este circuito, la política, la guerra, las peleas… todas las luchas entre dos partes se ven como una estática obra de teatro imbécil. Desde aquí, eliges conscientemente si te sitúas o no en el plano de realidad de la otra persona, no te dejas llevar por los dogmas y enseñanzas que te han metido en la cabeza desde que eras pequeño…

Nos prepara también para tener una comunicación postverbal, en la que ya no se utilizará el habla sino que ésta se sustituye por señales neuroeléctricas,  directamente retroalimentación, telepatía y conexión computacional.

-Estamos entrando en un cuento de ciencia-ficción… ¡pero me gusta! ¿Cómo se llama el séptimo?

-El séptimo es el circuito neurogenético y es el nivel de la inmortalidad consciente: no te das cuenta, sino que sabes que vivir en este mundo es sólo un paso más, que cuando mueres no se acaba todo, sino que tu conciencia continúa en otro nivel superior. Son los que llegan a este nivel los que hablan de inmortalidad, reencarnación, memoria de vidas pasadas, profecías del futuro… es una de las características provenientes de poder acceder a partes del llamado “inconsciente colectivo” del que hablaba Jung y a la “memoria de las especies”, de los que hablaremos otro día, son muy interesantes…

Sabes que todas las especies forman parte del único organismo, la Vida. Los dioses y diosas, los espíritus animales y todos los arquetipos residen aquí, donde se establece contacto con lo que podríamos llamar inteligencia Mítica.

En este nivel se supone que la mente se hace consciente del diálogo del propio ADN dentro de lo vivo y quizás sea en este estado donde espacio y tiempo se combinan para formar un universo cuatridimensional.

-¿Qué quieres decir con universo cuatridimensional?

-Desde este punto de vista, cada uno de nosotros, al provenir de una célula de nuestros padres y haber nacido de ellos, estamos conectados en el espacio y en el tiempo formando un único ser que se ramifica en una dimensión temporal. Entonces hoy en día las personas nos sentimos separados unos de otros porque no somos conscientes de ser secciones tridimensionales de un organismo cuatridimensional. Te pongo un ejemplo: corta un donut por la mitad, verás entonces dos círculos separados en el plano bidimensional del corte, pero lo que hay en la realidad tridimensional es una mitad de donut.

-Ah… vaya… es cierto que cada nivel superior es más complicado de entender. No me imagino como será el último.

-Jejeje, prepárate. El octavo y último circuito es el llamado neuroatómico y en él se superan todas las limitaciones mentales y físicas. La conteligencia (consciencia + inteligencia) contenida es todo el "cerebro" cósmico, igual que la pequeñita hélice de ADN es el “cerebro” local que dirige la evolución planetaria. El espacio-tiempo es superado, accediendo al inconsciente universal o extraterrestre.

-Claro, un inconsciente mayor que el inconsciente colectivo, que es únicamente de la tierra…

-Sí. ¡La finalidad de esta consciencia sería la unión con el Creador! Ojito  con lo que estoy diciendo… las realidades y universos se construyen desde aquí y se le conoce también como el nivel cuántico de la consciencia.

- ¿Cuántico? "Lo más grande se encuentra en lo más pequeño" decía Lao-Tse…

-¡Muy bueno! Es posible que las misteriosas "entidades": ángeles y extraterrestres… mencionadas hasta la saciedad por visionarios de este circuito pertenezcan a razas que ya han evolucionado hasta este nivel. Otra teoría es que ellos seamos nosotros mismos en el futuro, vete tu a saber. Los circuitos terrestres del lado izquierdo contienen las lecciones aprendidas a lo largo de nuestro pasado y presente evolutivo mientras que los circuitos extraterrestres del lado derecho constituyen el guión de nuestra evolución futura.

-¡Uf! Me han sorprendido estos últimos circuitos y aún soy muy incrédulo respecto a ellos, pero me han encantado.

-Así que ya estamos… estos son todos los niveles de los que hablaba Leary. No hay que olvidar que todo esto es solamente un modelo y que la realidad es otra cosa. Nadie afirma que existan estos circuitos; simplemente son adecuados como explicación, como cualquier otro modelo de la realidad.

-Sí, está claro… la verdad es que el camino de autodescubrimiento nunca deja de ser sorprendente.

-Conocerse a uno mismo y al universo es lo mejor que hay… los metaprogramadores estamos continuamente aprendiendo y somos cada vez más capaces de vernos a nosotros mismos operando. De modo que evolucionamos hacia la inteligencia que estudia a la inteligencia, al tiempo que va en aumento nuestra capacidad de acelerar nuestra propia evolución.

Dedicada a Paco y Cris :-)

[Esta entrada es original y ha sido escrita a través de información seleccionada de diversas páginas de Internet, agradeciendo especialmente a los autores A. Viñuela y Anton Wilson]

8 comentarios:

  1. Muy bueno Pablo!!!,
    comparto completamente lo que relatas en el post, tenemos muchos niveles, lo bueno es ir escalándolos y sintiendo a cada uno de ellos. Vivir en un estado de consciencia, te permite estar presente en todo momento y disfrutar de cada cosa.
    Un abrazo y es un post para leerle tranquilamente y reflexionar sobre el mismo.
    Germán.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Germán!
    Me alegro que te haya gustado, es el que más he tardado en escribir, ya que no es sencillo transmitir algo que a tantas personas les parece "raro". ¡Otro día tendría que escribir acerca de los diversos métodos para acceder a estos niveles de conciencia!
    Un abrazo y muchas gracias por pasarte por aquí y comentar.

    ResponderEliminar
  3. Buen post, pero particularmente me decanto más por las inteligencias múltiples descritas por Howar Garner y expuestas por Armstrong ( 1995):
    Primera premisa no existe consciencia sin inteligencia, si definimos inteligencia como el conjunto de capacidades relacionadas con el procesamiento de la información que nos permite desenvolvernos con éxito en los distintos ambientes. De las inteligencias múltiples de las que habla Garner :
    Lingüística, la capacidad que tenemos de emplear palabras eficazmente, oral o escritas, con ellas tenemos la capacidad de convencer a otros, nemotécnica usamos el lenguaje para recordar la información e informamos a través del lenguaje lo que sabemos.
    Logia y matemática, empleamos los números para razonar, pero también sirve para utilizar la sensibilidad en las relaciones y patrones lógicos, enunciados y propuestas, funciones de calculo y otras abstracciones
    Espacial, habilidad para percibir acertadamente el mundo visual y espacial, para trasformar esas percepciones, capacidad para visualizar i representar gráficamente y orientarse.
    Física y cinestesia, utiliza el propio cuerpo para expresar ideas y sentimientos, facilidad para emplear las manos para producir o transformar cosas, comprende habilidades físicas especificas
    Musical, percibir, distinguir, expresar notas musicales, comprende la sensibilidad al ritmo, melodía timbre, tonalidad de una pieza.
    Interpersonal, habilidad para percibir estados de ánimos, intenciones, motivos sentimientos de otros sujetos, sensible a la percepción de expresiones faciales, voz y gestos
    Intrapersonal, conocimiento del propio sujeto, habilidad para actuar sobre las bases de este auto conocimiento, tener una imagen acertada de un mismo, reconocimiento de los propios estados de animo, motivaciones, temperamentos, deseos, frustraciones, etc.
    ¿Puede existir consciencia sin inteligencia? ¿O la consciencia es la que nos permite darnos cuenta de nuestras múltiples capacidades, y desarrollarlas a través de nuestras múltiples inteligencias?
    Laura

    ResponderEliminar
  4. Hola Laura!
    Muchísimas gracias por tu comentario explicando esta versión de Howar Garner, no la conocía y me ha parecido muy interesante.
    Esta última pregunta que planteas es interesantísima... de momento no sé la respuesta, pero la buscaré, por supuesto!
    Un saludo :-)

    ResponderEliminar
  5. Hola Laura y Pablo, si se me permite, puedo dar una respuesta a la pregunta planteada.

    La conciencia precede a la inteligencia y no están ligadas; ser más consciente no implica ser más inteligente ni viceversa.

    De todas formas ¿quién plantea esa pregunta?¿la conciencia o la mente racional?

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Javi!
    Muchas gracias por tu respuesta, sin embargo necesitamos de la inteligencia para ser más conscientes, ¿no?
    Al menos en mi caso, el ser más consciente me ha venido a través de varios métodos y uno de ellos es la reflexión, que se consigue mediante la inteligencia.
    ¿Qué opinas?
    ¡Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola Pablo.

    Mira a ver si esto te sirve de algo http://www.finanzasyespiritualidad.com/2012/03/un-mensaje-mio-para-vosotros.html

    Un abrazo muy afectuoso.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo4/8/12 20:16

    Hola Javi.
    Estoy de acuerdo contigo, pero solamente en parte. Inteligencia no es solo el CI de un sujeto, inteligencia abarca todo lo que los sujetos pueden hacer, percibir, experimentar y sobretodo expresar con el lenguaje, donde el lenguaje es una de las cualidades que nos diferencian de los animales, al poseer la intelegencia a la vez nos permite ser conscientes de que la poseemos, para lo bueno y para lo malo, es verdad que los animales, cazan para su sustento, que poseen el instinto adquirido para proteger a sus crias, que perservan el ecosistema donde habitan ( lo que no se puede decir del hombre), pero no poseen la inteligencia que el humano posee, donde estan incluidos toda una serie de constructos, empatia, maldad, discernimiento, etc. etc.
    Aqui una pequeña explicación, porque existen muchas mas.
    Saludos
    Laura

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...